El Concello de Nigrán reforma los baños de la lonja de Panxón y habilita una nueva oficina

Operarios del Concello de Nigrán se encuentran estos días trabajando en la lonja de Panxón para acometer las reformas exigidas por la Xunta en su inspección. Así, al final de la semana estarán completamente remodelados los dos aseos, los correspondientes lavabos y, a mayores, se instalará un fregadero.

Las obras incluyen habilitar una oficina para que los trabajadores de la cofradía A Anunciada puedan desarrollar su labor más cómodamente. La obra está siendo realizada por los propios operarios municipales con el material empleado en la reforma que la anterior corporación había hecho en el almacén alquilado por el Concello en la calle dos Pazos, donde se gastaron 30,000 euros en dos vestuarios que finalmente no se llegaron a emplear nunca. La concejalía de Vías e Obras apuesta por seguir reciclando material en futuras actuaciones.

La lonja de Panxón recuperó su actividad el pasado 23 de marzo después de casi tres años de parón (durante este tiempo solo se dedicaba al pulpo pero sin subasta, bajo demanda). La decisión la tomó el anterior patrón de la cofradía de pescadores A Anunciada, que optó por centralizar toda la actividad en Baiona por motivos de rentabilidad. Sin embargo, la nueva presidenta del pósito, Susana González, y el Concello de Nigrán apostaron por volver a contar con ella. Así, cuatro marineros de la cofradía realizan una venta directa de sus capturas de 9.00 a 11.00 bajo la supervisión y control de personal de la entidad. Tras la llegada a puerto de las capturas se pesan y etiquetan para ponerlas allí mismo a la venta.