Remigio Nieto

El vecindario de Oia ha recibido en estos días la triste noticia de la muerte de uno de sus referentes teniendo en cuenta su trayectoria profesional, excepcional calidad humana y compromiso con la comunidad. Se trata de D. Remigio Nieto González, quien ejerció como profesor en el municipio en los años 70 del pasado siglo.

Don Remigio, como era conocido por su alumnado, permanece en la memoria de los que fueron sus estudiantes como un maestro innovador, creativo, honrado, humilde y comprometido con la gente. El desarrollo de aulas al aire libre y la organización de salidas y excursiones para conocer el entorno fueron parte de sus originales y pioneras iniciativas en el campo educativo.

En el año 1971 llegó a la parroquia de Mougás para ejercer allí de maestro. En 1974, con la finalización de las obras de construcción del colegio de Oia, le fue encomendada la puesta en marcha de este nuevo centro educativo, del que fue director entre 1975 y 1979. En ese año abandonó el municipio para ocupar una plaza de profesor en Poio, donde residió el resto de su vida sin perder el contacto con Oia.

Pero la honda huella que Remigio Nieto dejó en el Concello no fue solo producto de su labor docente, como profesor de lengua francesa y plástica. Fue también activo en muchos otros campos culturales y sociales: cultivó diversas disciplinas artísticas, se interesó por el patrimonio histórico y paisajístico y participó intensamente en la vida de la comunidad.

A este último respeto, destaca su implicación en la creación de la Asociación Veciñal de Mougás en 1978, redactando los estatutos de la que fue la primera en el rural gallego fundada después de la dictadura franquista.

Artista multidisciplinar

En su faceta artística, Remigio Nieto desarrolló una intensa labor en campos como la pintura, la ilustración, la fotografía, el audiovisual e incluso la literatura, cultivando géneros como la poesía o el ensayo.

Parte de su multidisciplinar y prolífica obra fue realizada durante los años en los que residió en Oia, localidad que guardia un valioso legado en los libros, fotografías, películas y pinturas de su autoría que dejó depositadas en Mougás como donación.

Su legado también sigue vivo en las varias generaciones de vecinos a los que formó, los cuáles lo recuerdan con cariño y lo mantienen como referente en sus vidas.

Reconocimiento

Con motivo de su fallecimiento, el pasado 2 de diciembre, el Concello de Oia quiere reconocer la figura de D. Remigio Nieto y agradecerle la inmensa labor desarrollada durante el tiempo en el que residió en el municipio. Don Remigio representa valores como el esfuerzo, el compromiso, el altruismo, la curiosidad, la creatividad y la calidad humana; virtudes más necesarias que nunca en la sociedad actual.

Finalmente, y en nombre de todo el pueblo de Oia, el Concello quiere trasladar sus condolencias a familiares y amistades de Remigio Nieto, a las que le envía un caluroso abrazo.