CPI DE COVA TERREÑA

Tras las inundaciones que sufrió el centro hace un año se estropeó la tarima, la polilla destrozó considerablemente la equipación y el olor a humedad persistía en el espacio.

Por todo ello, el centro, en colaboración con el Concello de Baiona, procedió a sanear el piso, sustituir la tarima por una de alta resistencia en sala y vestuarios, al saneamiento y pintado de paredes y a la retirada de la equipación deteriorada, además de contar con nueva iluminación led y nuevas ventanas colocadas durante las tareas de rehabilitación del centro.

“Agora contamos cun espazo amplo e saneado. Estamos desexando ver ao noso alumnado gozando de este espazo”, señalan desde el centro escolar.