Momento en el que el GES rescata al gato

El GES de A Guarda rescató esta mañana un gato que llevaba tres días atrapado en una cornisa de una ventana en la calle Porto de la villa marinera.

Fue un vecino del lugar el que dio aviso a los servicios de emergencia. Al parecer, el gato se pudo caer de un tejado hacia la cornisa y ya no pudo bajar. Los vecinos le dieron de comer y lo intentaron atrapar, pero les fue imposible.

Los bomberos necesitaron de una escalera de gran tamaño para rescatar al felino, que estaba en la cornisa de una ventana de un segundo piso de una casa abandonada.