La parlamentaria socialista Leticia Gallego visitó hoy A Guarda, donde mantuvo un encuentro con su alcalde, Antonio Lomba, para anunciar una serie de iniciativas parlamentarias para reclamar en la Cámara autonómica la cobertura de las vacantes del Centro de Salud, incluyendo el servicio de Pediatría. Los socialistas reclaman también una ambulancia medicalizada que dé servicio al Concello y toda su área.

Gallego explicó que la falta de cobertura de las ausencias de profesionales médicos derivadas de bajas, vacaciones o jubilaciones provoca una “fonda saturación” de los profesionales, y sitúa a la sanidad del municipio al borde del “colapso” con sólo la mitad del personal habitual de médicos disponibles. Actualmente cuentan con 4 médicos de un total de 8, que en el pasado mes de octubre se redujeron a 3.

Señala que la saturación del personal “´é extrema” por cuanto deben dar cobertura tanto a su agenda como a la gestión de los resultados de las PCR realizadas, así como el control de los casos sospechosos de covid 19 en los colegios. Señala que “non hai médicos de familia suficientes para atender á poboación, e esta situación leva máis dun ano sen solución, o que prexudica a atención e a oferta asistencial da veciñanza””.

La situación se extiende también a servicios como el de Pediatría, que ahora mismo cuenta con dos profesionales médicos, pero “en setembro só estivo unha pediatra, e a outra praza non se cubriu ata abril”. Además, como viene de quedar de baja la pediatra que atiende a los niños de O Rosal y Oia, los dos pediatras de A Guarda tienen que cubrir el servicio de Pediatría de estos pequeños.

Añade que “la mala situación da sanidade na Guarda afecta tamén á inexistencia dunha ambulancia medicalizada na zona, unha vella demanda que aínda segue sen cumprirse”. Reclama por eso la dotación de una ambulancia de este tipo con base en el Concello y que pueda dar asistencia a toda el área de influenza.

Recuerda que, luego de una sesión parlamentaria en el pasado mes de noviembre, el gerente del Sergas anunciara que resolvería la situación con la incorporación de más facultativos a la semana siguiente. “Sen embargo, este compromiso traduciuse en poñer un médico pola tarde no PAC, unha medida que non resolve o problema, xa que no centro de saúde seguen sen médicos polas tardes, e polo tanto os veciños non teñen consultas ordinarias na quenda de tarde”.