Sportcoeco

Ya ha superado puertos de nivel en lo que va de carrera, pero el Mecalia Atlético Guardés afronta en los próximos días un encadenado de etapas de alta montaña. Como si su Tour particular llegase a los Alpes, el equipo que dirige José Ignacio Prades enlazará cuatro encuentros de altísima exigencia. El primero de ellos, este miércoles, contra el líder de la Liga, en un encuentro de la novena jornada adelantado por la disputa por parte de ambos equipos de la Q3 de la Liga Europea. En el caso del conjunto de O Baixo Miño, será contra el Besançon galo -la ida este sábado en Francia y la vuelta el próximo domingo en A Guarda-, con el choque en Gran Canaria frente al Rocasa por el medio.

El Super Amara Bera Bera llega a A Sangriña en su puesto más habitual en las últimas temporadas, como gran dominador de las anteriores ediciones de la Liga Guerreras Iberdrola. El conjunto donostiarra ha eliminado en la Q2 de la competición continental a todo un París 92, uno de los equipos punteros de la poderosa liga francesa. Pero también ha dejado entrever que no es inabordable, con un inesperado empate en su visita a Porriño -es el único punto perdido por la formación guipuzcoana-. Imanol Álvarez, segundo de José Ignacio Prades en la selección española, no podrá contar con su portera Maddi Aalla, lesionada. Sí estarán el resto de sus estrellas. La escuadra vasca tiene jugadoras de muchísimo nivel en todas las líneas: Alice Fernandes, Emma Boada, Esther Arrojería, Eli Cesáreo, Mariane Fernandes, Cristina Polonio, Maitane Etxeberría o la ex del Porriño Sara Gil entre otras muchas para una plantilla de muchos quilates.

El Guardés, por su parte, encara el momento más exigente del primer tramo de temporada en un buen momento físico pese a los minutos acumulados por las 13 jugadoras del primer equipo que están sosteniendo la ausencia de las lesionadas Tamires Anselmo y Hannah Nunes y la consecuente corta rotación. Especialmente en la primera línea. Mujeres como Patrícia Lima o Paula Arcos están redoblando esfuerzos tanto en ataque como en defensa. De este modo, el cuadro miñoto superó al Zonzamas el pasado fin de semana y sigue metido en la parte alta, consciente de que queda mucha tela que cortar todavía. El equipo miñoto es quinto con 10 puntos y un partido menos que sus competidores, entre ellos el líder Bera Bera, que tiene 15 unidades.

El partido será una colisión entre el poderoso ataque visitante y el bloque defensivo local. El conjunto donostiarra es el segundo más goleador de la competición con 261 goles, ocho menos que Rocasa. Las pupilas de Imanol Álvarez promedian 32,63 goles por partido, lo que demuestra su enorme potencial ofensivo. Enfrente, la escuadra menos goleada de la Liga. Y con mucha diferencia. 161 tantos ha encajado el Guardés, 36 menos que, precisamente, un Bera Bera que también es el segundo mejor en este apartado. Bien es cierto que el Mecalia tiene un partido menos, pero el promedio por choque también es el equipo que menos tantos recibe, con 23 de media. Así pues, en este duelo de estilos, ganará el que imponga el suyo. Eso sí, el Guardés jugará con A Sangriña empujando a pleno rendimiento. Y eso siempre es una ventaja.

Partido dedicado a la campaña NON contra la violencia de género

El partido de este miércoles es el elegido por el club miñoto para dedicarlo a la campaña NON de la Xunta de Galicia contra la violencia de género. Iniciativas así son indispensables para concienciar de la importancia de oponerse frontalmente y sin ningún matiz frente a esta lacra social. La violencia estructural contra las mujeres se lleva cada año por delante decenas de vidas de víctimas asesinadas y muchas más con hondas heridas tanto físicas como psicológicas derivadas de este mal endémico.

La voluntad de Mecalia Atlético Guardés en la lucha frente a esta tragedia es total y absoluta. La violencia de género siempre nos tendrá enfrente, porque tal como dice la campaña de la Secretaría Xeral pola Igualdade, somos ‘haters’ de la violencia de género, contra la que solo cabe una respuesta: simplemente NON.