Celia López

El Mecalia Atlético Guardés continúa dando pasos en la configuración de su plantilla para la próxima temporada. Y en el cóctel de juventud y experiencia que está agitando, incorpora ahora un poco del segundo ingrediente. O un mucho. Porque, aunque acaba de cumplir 28 años, Celia López Garrido tiene un extenso bagaje en el balonmano español. Una experiencia que pondrá al servicio del equipo miñoto, con el que se ha comprometido el próximo curso.

Natural de Elda y de la inagotable cantera del binomio que forma con Petrer -ambas localidades alicantinas están tan unidas que son prácticamente la misma-, Celia disputó la recién finalizada campaña en el Morvedre. Y, aunque la escuadra saguntina perdió la categoría, López fue una de sus mejores jugadoras. Aportó 43 goles, muchas asistencias y, sobre todo, un espléndido trabajo defensivo. Y es que la alicantina es una primera línea muy completa, capaz de aportar en todas las facetas del juego, aunque está especialmente capacitada para sumar en el área propia. Y así lo hará también en A Guarda, tras pasar por equipos como el Hand Vall, Aula, Alcobendas, Sporting La Rioja o Cicar Lanzarote entre la División de Honor y la Plata del balonmano español.

“Es un orgullo pertenecer a un club referente en España y en Europa. Me hace muchísima ilusión”, expresa el quinto fichaje del Guardés 2022/23. “Tengo muchas ganas de jugar los partidos con ese pedazo de afición que tantas veces he sufrido. Ahora que está de mi parte me alegra un montón”, sostiene sobre la parroquia de A Sangriña. Además, Celia se muestra optimista sobre la capacidad competitiva del equipo que dirigirá Abel González. “Ya estoy deseando conocer a mis compañeras y aportar cada una de nosotras nuestro granito de arena para estar lo más arriba posible”, destaca. “Los fichajes están siendo muy buenos, mezclando gente joven con más experiencia. Si unimos eso con todas las compañeras que continúan en el equipo, podemos hacer cosas muy bonitas”, concluye.

Para Abel González, Celia López es “una jugadora con experiencia y de equipo”. El técnico asturiano tiene muy claro que su nueva pupila “va a ayudar mucho” y “se va a integrar perfectamente al grupo porque ya conoce a varias compañeras de haber coincidido en otros equipos” en temporadas anteriores. “Nos va a ayudar en las tareas defensivas. La aportación que nos pueda dar en ataque también nos va a venir bien”, resume el entrenador del Guardés.