ALFREDO // Brais en su casa de Baredo

Brais Costas tiene tan sólo 18 años y es todo un portento del estudio. Y es que este adolescente ha sacado en las recientes pruebas de acceso a la universidad en Galicia (ABAU), antigua Selectividad, una nota de 9,94 (la segunda mejor de Galicia) correspondientes a las pruebas generales y cuatro puntos más de los exámenes voluntarios, con lo que su nota global es de 13,94, (la máximo son 14), la más alta de la comunidad.

El joven estudió primaria en el CEIP de Fontes, Baíña, y realizó el bachiller en el Instituto Primero de Marzo de Baiona. Costas quiere estudiar «filoloxía galega» en la Universidad de Santiago y ser profesor, aunque lo de enseñar ya le viene de pequeño. “Eu de pequeno ensináballe á miña bisavoa o que aprendía no colexio. Se aprendía a facer unha ele, ensináballe a facer unha ele, se aprendía a facer unha eme, ensináballe a facer unha eme, porque ela nunca foi ao colexio”, señala el estudiante.

Brais, que en sus ratos libres colabora con la parroquia de Baredo como Sacristán, quiere dedicar su nota a sus profesores, “en especial a Terelillo, mestra de galego que recentemente nos deixou, a súa maneira de ensinar inspiroume para ser mestre”, afirma.

Ahora, con la mayoría de edad cumplida piensa en sacarse el carné de conducir, “téñolle medo ao exame práctico e iso que o meu pai é camioneiro”, (se ríe). A pesar de su juventud, no le gustan los videojuegos. “Encántame estar cos meus amigos e saír por aí con eles. Temos que aproveitar o verán xa que despois voume para a Universidade en Santiago e xa os vou a ver menos”, indica.

Pero lo más importante para Brais, es que su familia está muy orgullosa. “Todos están moi contentos coas notas que saquei, os meus pais, os meus avós e o meu irmán de once anos”, declara el futuro maestro de gallego, al que no le gustan las matemáticas.