El «Miniecopunto», que estuvo ya diez días en la Plaza de Abastos de Gondomar y que se desplaza cada dos semanas a una nueva ubicación con el fin de recorrer todas las parroquias del Concello y facilitar su uso a mayor parte del vecindario, llega al IES Agua da Laxe, donde estará varios días.

El objetivo es acercarse a la población más joven y concienciarla sobre la necesidad de hacer una correcta gestión de los residuos que generan y que, en el caso de los de electrónicos como móviles, tablets o cargadores, pueden ser reutilizados una vez que se descartan.

​Esta medida se enmarca dentro del proyecto de Estratexia Sostible Transfronteriza para a Xestión de Rediduos e Aparallos Electrónicos (ESTRAEE), promovida por la Diputación Provincial y a la que se adscribió el Concello de Gondomar, y cuya finalidad es impulsar en el espacio Galicia-Norte de Portugal la gestión de la basura electrónica.