ALFREDO

El PP de Baiona se muestra perplejo de la decisión del alcalde, Carlos Gómez, a través del grupo socialistas al que representa, de solicitar al pleno extraordinario que tendrá lugar mañana la modificación del artículo 118 de la Ley de Contratos del Servicio Público relativo a obras menores, «utilizando como excusa la crisis del Covid-19».

«Se trata- dicen los populares- de una reclamación al Gobierno de Estado que busca el apoyo de los grupos de la cámara local y que pretende casi duplicar la cuantía máxima legal de los contratos de obras y servicios denominados menores que el consistorio puede adjudicar a dedo sin tener que dar cuenta al pleno de la corporación. Actualmente, la asignación máxima para contrataciones de obras es de 40.000 euros y en el caso de los servicios es de 15.000 euros, mientras que el gobierno local pretende incrementarlos hasta los 60.000 y los 25.000€, respectivamente».

Para el PP de Baiona «se trata de una maniobra que atenta gravemente contra la transparencia de la administración local y que es totalmente contraria a las políticas que se están llevando a cabo desde la Comunidad Europea para permitir la transparencia y la fiscalización de los gobiernos locales, como así lo hizo con la última modificación legislativa de 2018. Sin embargo, el de Baiona pretende tener la lamentable exclusividad de ser uno de los pocos consistorios, sino el único de España, en modificar la normativa para ocultar sus contrataciones a la oposición y a todos los vecinos».

De salir adelante la moción presentada por los socialistas y, siempre y cuando el Ejecutivo central la acepte, significaría que el tripartito local puede hacer cuantas contrataciones de obras por valor de 60.000 y de 25.000 euros considere sin dar cuenta de ello. «Se supone que un gobierno que dice llamarse progresista y que va con la bandera de la transparencia no debería ni plantearse este tipo de mociones, sin embargo, quieren cerrar todas las puertas y las ventanas para que nadie pueda ver lo que hacen, a quien le adjudican y cuándo. Todo lo contrario, a lo que prometieron«, argumentan los populares.

Desde el PP de Baiona preguntan a los socios del alcalde, a BNG y NOS, «si comparten esta reclamación, si han sido informados de ella con anterioridad a su presentación y le instan a que se posicionen claramente en el pleno de mañana para que todos los vecinos puedan conocer su opinión».