La presidenta del PP de Gondomar, Paula Bouzós, ha acusado al gobierno municipal de retrasar la apertura del centro de salud que la Xunta de Galicia ya ha finalizado en el municipio. Entiende, la líder popular, que no hay derecho a que los vecinos sigan esperando más tiempo por esta infraestructura “por simple capricho del alcalde”.

De “lamentable” ha calificado que una obra de este calado y de tanta importancia para los vecinos y profesionales sanitarios lleve más de seis meses, desde que el Servicio Galego de Saúde (Sergas) reclamó al Concello por primera vez iniciar los trámites de conexión, esperando por los suministros.

Así, ha criticado que cuando la obra ya esta recepcionada por la Xunta de Galicia, la falta de gestión por parte del Gobierno municipal impida su recepción definitiva y, en consecuencia, que los pacientes y profesionales del municipio tengan a su disposición una infraestructura sanitaria moderna y adaptada a las necesidades presentes y futuras.

Según ha explicado, el 10 de diciembre de 2018, el Sergas solicitó por escrito al Concello de Gondomar que, de conformidad con los compromisos adquiridos en la escritura de la cesión de la parcela, proceda a realizar los trámites y obras necesarias para que el nuevo centro de salud tenga las conexiones suficientes para su puesta en funcionamiento.

Sin respuesta desde entonces, cuatro meses más tarde se insta al Concello a que informe de la fecha prevista para la conexión de las diferentes instalaciones; y ya el pasado 7 de mayo de nuevo se le requiere para que ejecute las infraestructuras y conexiones a los sistemas de abastecimiento que impiden la recepción definitiva de la obra, sin que hasta el momento se tengan noticias.

Bouzós, que ha explicado que se enteró de esta situación tras interesarse por el retraso en la puesta en marcha del centro sanitario, ha instado al alcalde a ejecutar de manera inmediata las conexiones necesarias para que la infraestructura disponga de los suministros básicos de luz y agua.