El PP de Nigrán destaca el vampirismo político del actual alcalde Juan A. González

Según el grupo municipal popular de Nigrán, desde la toma de posesión, el actual alcalde de la villa se viene adueñando del protagonismo de obras tramitadas a través de subvenciones de otras administraciones o con fondos propios del ayuntamiento, planificadas y comprometidas por el anterior gobierno municipal.

El PP de NIgrán recalca que ya lo hizo con los terrenos mercados en el Parque empresarial Porto do Molle dedicados en el futuro a un almacén municipal, comprados gracias a una operación de adelanto de caja gestionado por el gobierno municipal del PP y aprobados por la Deputacion de Pontevedra. Ahora es el turno de los asfaltados de tres caminos en Camos, “unas obras que inician su arreglo en estas fechas, pero cuyos fondos fueron conseguidos a través de la Xunta de Galicia por el anterior gobierno municipal”, recuerda el concejal popular, Alberto García Pazos.

Recuerdan que también vendió como propias las subvenciones a asociaciones culturales, entidades deportivas, asociaciones vecinales y comisiones de fiestas, que había dotado y aprobado el anterior gobierno municipal y con los votos en contra del grupo socialista en la oposición.

El concejal popular recalca que “en pocas fechas también venderá como logro propio el desarrollo del proyecto de seguridad viaria en Playa América, en la zona de la subida a Montelourido, el arreglo del Centro Antena, la Reforma del Pabellón Municipal de Deportes, la senda peatonal en la subida a la Plaza de la Carrasca, el nuevo Centro de Salud de Panxón, las obras de avance de la Calle Ráns, así como asfaltados diversos o saneamientos y abastecimientos gestionados por nosotros”.

El grupo municipal popular se muestra tajante con el actual alcalde, y le recuerda que “ya está bien de intentar sobrevivir sin hacer nada nuevo, aprovechándose de la gestión y del trabajo de los demás. Ya va siendo hora de que este alcalde y este gobierno socialista hagan algo que puedan vender cómo suyo sin mentir a la opinión pública”, subraya el concejal, y acentúa que “el tiempo de las promesas y de las palabras vacías terminó, y se inicia el tiempo en el que debe comenzar a trabajar de verdad por los vecinos del municipio”.