La Terminal Ro-Ro de Bouzas acogió esta mañana la primera carga en España de Gas Natural Licuado (GNL) como combustible marino en el buque Auto Advance, propiedad de la naviera United European Car Carriers (UECC) y que, hasta ahora, realizaba esta operativa en Zeebrugge (Bélgica).

La naviera noruega, especializada en el transporte de vehículos y líder en la introducción del uso de GNL como combustible en el transporte marítimo, realizó esta operativa pionera de la mano de Naturgy, en colaboración con la firma transportista ESK.

Se trata de una operación singular, que fue supervisada esta misma mañana por el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña, y el responsable del departamento de Sostenibilidad, Carlos Botana, junto a representantes de la naviera y al responsable de Bunkering de Naturgy, Antonio Miranda, y en la que se descargaron hasta seis cisternas de GNL, o lo que es lo mismo, alrededor de 120 toneladas de este combustible verde en una sola carga.

Según destacó el máximo responsable portuario, el éxito de la operativa supone un hito para el Puerto de Vigo, que pasa a convertirse en una alternativa real de suministro de Gas Natural Licuado para la flota de barcos de la naviera.

Vázquez Almuiña agradeció la apuesta de UECC y Naturgy por el Puerto olívico y recordó que lo acontecido hoy forma parte de la estrategia de Crecimiento Azul (Blue Growth) liderada por la Autoridad Portuaria de Vigo y entre cuyos objetivos está lograr las cero emisiones.

Escala inaugural

El Puerto de Vigo recibió el pasado 27/01/22 la escala inaugural del Auto Advance, el primer buque portacoches híbrido del mundo, que entró en servicio el 5 de enero, dentro de la apuesta del Puerto de Vigo por la descarbonización en el transporte marítimo.

Vigo se ha convertido así en el primer puerto de España en recibir a este buque, que partió de Japón cargado de coches que distribuyó posteriormente en los puertos de Bremerhaven (Alemania), Zeebrugge (Bélgica), y Drammen (Noruega).

Sin duda, 2022 será el año del inicio del cambio, ya que están empezando a navegar buques con tecnologías limpias en sus sistemas de propulsión. Un objetivo, el de las cero emisiones, que forma parte de la estrategia de Crecimiento Azul (Blue Growth) del Puerto de Vigo y que ha quedado reflejado en proyectos como “Green Bay”, de electrificación de los muelles y buques de la Ría, o “Julio Verne”, para la fabricación de hidrógeno verde y su uso para la movilidad terrestre y marítima.

El Auto Advance tiene previsto escalar en la Terminal Ro-Ro de Bouzas con una periodicidad quincenal, al igual que su gemelo, el Auto Achieve, por lo que el Puerto de Vigo recibirá una escala de un buque híbrido portacoches de forma semanal.

Novedoso sistema de propulsión

Estos nuevos barcos están propulsados por motores duales de Gas Natural Licuado (GNL) y baterías como principal combustible, pero también pueden utilizar otros combustibles alternativos de bajas emisiones, como el biocombustible, el bio-GNL y el GNL sintético.

Este novedoso sistema de propulsión, combinado con baterías eléctricas, proporcionará mejoras significativas en eficiencia energética y reducción de emisiones, al garantizar las cero emisiones durante su estancia en puerto, al funcionar totalmente con un sistema eléctrico.

Desde el Puerto de Vigo se lleva trabajando estrechamente con la naviera desde hace tiempo con el objetivo de suministrarle electricidad y Gas Natural Licuado (GNL) durante el atraque.

UECC tiene ya 2 barcos propulsados por GNL: el Auto Eco y el Auto Energy, al que se ha sumado en los últimos meses el Auto Advance. Está previsto que en mayo comience a operar el 4º, completando la flota a final de año con un 5º barco.

El Auto Advance y sus gemelos tienen 168 metros de eslora y 26 metros de manga y serán capaces de cargar hasta 3.600 vehículos en un total de 10 cubiertas de carga.

Un gran paso adelante

UECC, propiedad de NYK y Wallenius Lines, ha tomado la delantera en el segmento de buques ro-ro, al desarrollar un diseño pionero para incorporar tecnología probada en una nueva configuración orientada a mejorar el rendimiento operativo y ambiental, lo que supone un gran paso adelante, pero también un hito tecnológico, ya que las pruebas de mar del buque han resultado exitosas, lo que ha demostrado la viabilidad de esta solución innovadora.

La tecnología híbrida de baterías de Gas Natural Licuado (GNL), junto con un diseño de casco optimizado para una mejor eficiencia del combustible, permitirá que estas nuevas construcciones superen el requisito de la OMI de reducir en un 40% la emisión de carbono antes del 2030. Así, las emisiones de CO2 se reducirán en alrededor del 25%, de SOx y partículas en un 90% y NOx en un 85% por el uso de Gas Natural Licuado, mientras que también cumplirán con las limitaciones de emisiones Tier 3 NOx de la OMI para el Mar del Norte y el Mar Báltico.

Del mismo modo, la flexibilidad operativa puede ofrecer importantes ganancias en la eficiencia del combustible y, combinado con un perfil de bajas emisiones, proporcionará a los buques una ventaja competitiva en el mercado europeo, ya que los planes de la UE para incluir el transporte marítimo en el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión aumentarán los costos para los buques más contaminantes.