Archivo

Nuevo imprevisto para uno de los torneos de mayor solera del verano. El torneo de O Rosal ha tenido que reinventarse por segunda vez. Tras anunciar en agosto que el evento quedaba suspendido por la imposibilidad de practicar deporte con contacto en Galicia, hace escasos días anunciaba una nueva fecha y un torneo de un día ante el filial del FC Porto.

Este jueves, a falta de un día para el Trofeo que celebra su vigésimo segunda edición, desde el seno del equipo luso comunicaban a la directiva rosaleira que ’lamentando la situación, no podemos asistir a esta fiesta del balonmano por problemas internos que nos impiden salir del país’. Un nuevo contratiempo que rápido ha solucionado la entidad, aprovechando sus buenas relaciones con el Saeplast Cañiza, que acudirá mañana ante los 60 aficionados que agotaron las escasas entradas permitidas por la situación que vive O Rosal en menos de media hora.

El partido, que también será retransmitido en streaming, será el último test para los de Álvaro Senovilla, que con el paso de las semanas va llegando a punto al inicio de liga, que será en Ibiza el sábado 26, ante un recién ascendido dirigido por el gallego Geno Tilves.

Pedro Aymerich se perderá el inicio de liga.

El pasado fin de semana, el Acanor Valinox anunciaba en sus redes que la mala noticia del fin de semana la ponía el central vigués, que no pudo rematar el partido. Tras someterse a unas pruebas médicas, se descarta que llegue para la primera jornada por problemas musculares.