El yate 'Thalassa' se recuperará en forma de maqueta
CEDIDA // Imagen del yate 'Thalassa'.

El Talaso Atlántico de Oia ha llegado a un acuerdo con la Asociación de Modelistas Navales de Galicia para rescatar de los fondos de Cabo Silleiro, en forma de maqueta, el Thalassa (1930).  

El yate se hundió durante la madrugada del 1 de enero de 1949 en medio de un fuerte temporal que lo llevó a colisionar con unas rocas en Cabo Silleiro conocidas por los marineros por el nombre de “Punta do Lobo”.

Construido por encargo del Comodoro del Real Club de Yates de Canadá y Presidente de la Imperial Oil de Canadá, C.O. Stillman, el Thalassa fue uno de los cruceros más bellos de su tiempo que navegaron sobre las tranquilas aguas de los lagos de Ontario. Requisado por la marina estadounidense en 1943, fue abandonado al acabar la Segunda Guerra Mundial en un puerto de Noruega donde, posteriormente, el Sr. Karlsen lo adquirió con el propósito de poner rumbo a las Islas Galápagos con toda su familia y algunos compañeros, decididos a establecerse definitivamente en esa región e impulsar la incipiente industria de salazón que habían desarrollado algunos compatriotas visionarios unos años antes. Del naufragio solo sobrevivió la hija pequeña de la familia, Arnhild Karlsen, que reside en la actualidad en Oslo y que asistirá como invitada de honor al acto de presentación de esta maqueta.

En el centro de la imagen, sosteniendo una fotografía del crucero, José Rodriguez, de La Coruña, un gran artista y verdadero referente en el mundo del modelismo naval, será el encargado de realizar la maqueta cuya finalización está prevista para la primavera de 2018. Junto a él, Jesús Pérez, del Talaso Atlántico acompañado por dos miembros de Amonaga: Juan Olivencia, (izquierda, y Javier García a la derecha.