Quique Domínguez ya tiene al zurdo que buscaba. Carlos Pombo (Pontevedra, 1995) se ha comprometido con el club de O Rosal para la 2019/2020 convirtiéndose en la cuarta cara nueva tras las anunciadas altas de Gabi Chaparro, y de los guardametas García Lloria y Héctor Gil.

Con la baja de Iago Muiña, era otro de los puestos que el nuevo técnico quería cubrir con un jugador de garantías y ha encontrado en la experiencia en la categoría y la envergadura (195 cm) a un Carlos Pombo que conoce bien, ya que lo tuvo bajo sus órdenes varias temporadas.

Formado en la cantera del SD Teucro, estuvo dos temporadas en el primer equipo, logrando el ascenso a la Liga ASOBAL antes de irse cedido al otro equipo del Lérez, el Cisne Los Sauces, dónde permaneció tres temporadas antes de unirse al ambicioso proyecto formado en Lavadores, al que fue como jugador franquicia en busca de un ascenso, del que se quedaron a las puertas.

Sus 140 goles fueron insuficientes para llevar al equipo a la categoría de plata. Su capacidad goleadora y margen de mejora hacían de Pombo un jugador apetecible para muchos equipos que tocaron a su puerta, pero el pontevedrés, un habitual de la selección gallega y que llegó a estar preseleccionado con la española, se decidió por el proyecto rosaleiro, por «las ganas que tiene la directiva y Quique de hacer algo grande».

El club, que sigue perfilando la plantilla, y en los próximos días anunciará más altas y renovaciones, no ha dado fecha para la presentación oficial.

El rosaleiro Javi Díaz, candidato a mejor portero de la ASOBAL.

El portero del Frigoríficos do Morrazo, nacido en O Rosal y formado en el Atlético Novás, está entre los cinco candidatos a mejor portero de la máxima categoría. Competirá con Pérez de Vargas, Leo Maciel, Sergy Hernández y Nacho Biosca por un reconocimiento a su trayectoria, con más de 500 partidos en la liga ASOBAL, siendo uno de los jugadores que más partidos ha disputado en la historia de la competición. La directiva anima a sus aficionados a votarlo en la web de la ASOBAL.