La sede de Relacións Laborais, en Santiago de Compostela, acogió estar tarde la firma del nuevo convenio colectivo del transporte sanitario en Galicia (2016/2022), que recoge importantes mejoras económicas y sociales con respecto al anterior texto, que data de 2015.

Tras esta rúbrica, que llegó tras una intensa negociación de varios meses, patronal y sindicatos aguardan el anuncio, que se espera inminente, de la dotación del nuevo concurso del transporte sanitario gallego. En este sentido, las mejoras económicas que recoge el  convenio son fruto de la promesa por parte del Sergas de que la nueva licitación contemplaría el aumento salarial, así como el incremento debido a costes sobrevenidos que han tenido que sufrir los empresarios en los últimos dos años.

Es por ello que las empresas, que habían formalizado su renuncia al actual concurso por deficitario, han puesto toda su voluntad en sacar adelante el nuevo convenio, en el que destaca un notorio incremento salarial a pesar de su situación financiera actual.

Mejoras sociales y económicas

El documento consensuado por las partes en estas últimas semanas recoge avances en materia social entre los que destaca el articulado relacionado con los contratos de prácticas. En este apartado, el nuevo convenio contempla que el salario del personal contratado en prácticas será equivalente al 85% del que percibe un trabajador en plantilla de su misma categoría, con el compromiso por parte de los empresarios de que cada año un 30% de los contratos en prácticas se convierta en indefinido. El objetivo es que en 2022 más del 90% de los contratos del sector del transporte sanitario gallego sean  fijos.

Otro destacado del nuevo documento es el relativo a las trabajadoras embarazadas, cuya situación será tenida en cuenta por la empresa desde el momento en el que éstas lo comuniquen. En ese caso, y de no existir un puesto que sea compatible con su estado, se le otorgará un permiso por entender que es un “riesgo para el  embarazo”.

El tema económico, aprobado ya en una reunión anterior y ratificado posteriormente por el grueso de los trabajadores en diferentes asambleas, queda tal y como se consensuó con los agentes sociales. Entre sus aspectos más destacados: 

  • Incremento salarial del 4% a partir del 1 de noviembre de 2019.
  • Aumento de otro 3%  a partir del 1 de  noviembre de 2020.
  • Incremento del 2,5% el 1 de enero de 2021.
  • Incremento de otro 3% a partir del 1 de enero de 2022.
  • Pago de regularización en 2020. Los trabajadores percibirán con la nómina de noviembre de 2020 un pago único por importe de 500 euros brutos, no consolidables.
  • Tercera paga extra, de idéntico importe que las dos pagas extraordinarias actualmente existentes, que será abonada por primera vez en marzo del año 2021.
  • Los trabajadores percibirán el mismo salario en vacaciones que el resto del año. Es decir, que la nómina que perciban estando de vacaciones recogerá los complementos que cobran los 11 meses restantes. Asimismo, se pusieron sobre la mesa otras mejoras sociales.