Eurodiputados y eurodiputadas de todos los partidos políticos de Galicia y Portugal se comprometieron el pasado viernes a presentar una iniciativa conjunta en el Parlamento Europeo para reclamar compensaciones económicas al territorio del Miño por el cierre de la frontera con Portugal. Así se acordó en una reunión convocada por el AECT Río Minho, en el que representantes del agrupamiento transmitieron la problemática que las personas trabajadoras y las empresas de la zona están viviendo por la decisión de sólo tener abierto un paso 24 horas en la frontera.

El vicedirector del AECT Uxío Benítez manifestó tras el encuentro su gran satisfacción por la reunión, de la que surgieron importantes decisiones de apoyo a la causa del territorio miñoto. De hecho, hubo unanimidad por parte de todos los grupos en trabajar por la compensación al territorio, en entender que existe un problema y en que no ha sentido la reducción de los pasos habilitados en la ‘raya’.

En concreto, se acordó presentar una iniciativa conjunta de todas las fuerzas políticas en el Parlamento Europeo para que la Comisión Europea pueda transmitir a los estados miembros la singularidad de las zonas transfronterizas, y las consecuencias de cerrar fronteras en ellas. Asimismo, se destacó la necesidad de establecer mecanismos de compensación a través de los fondos europeos y de los planes de resiliencia a los territorios que están siendo doblemente afectados por la pandemia y el cierre de fronteras.

Se acordó también volver a reunirse y crear un foro estable de todos los eurodiputados y eurodiputadas para poder hacer un seguimiento a la problemática que está afectando a millares de personas en el territorio transfronterizo. También se puso sobre la mesa la visita de una delegación de las y de los europarlamentarios a los ayuntamientos del Miño para conocer de primera mano la situación de las personas afectadas.

En el encuentro estuvieron presentes el director del AECT del Río Minho y presidente  de la Cámara de Vila Nova de Cerveira Fernando Noguera; el  vicedirector y diputado delegado de Cooperación Transfronteriza Uxío Benítez y, de los grupos del  Europarlamento, Francisco Millán Mon (Partido Popular), un representante de Nicolás González Casares (PSOE); Ana Miranda en representación del grupo Os Verdes ALE; Jose Manuel Fernandes, del PSD ; y María Manuel Rola diputada nacional en representación de las eurodiputadas del BE; y Joao Ferreira, del  PCP.

Cierre hasta después de Pascua

Sobre el mantenimiento del cierre de fronteras con Portugal hasta después de Semana Santa anunciado por el primero ministro portugués Antonio Costa, el vicedirector del AECT Uxío Benítez subrayó que se vuelve a producir un “escándalo”.

Insistió en que esa decisión va a llevar a la ruina económica al territorio del río Miño y a obligar a muchos trabajadores a abandonar sus puestos de trabajo al mantener la decisión de sólo dejar un paso en el Miño y seguir con el embudo en el paso de Tui-Valença. “Séguese obrigando ás persoas traballadoras a percorrer distancias quilométricas, a ter gastos de entre 200 e 300 euros ao mes máis en combustible para acceder aos postos de traballo”, recordó, al tiempo que advirtió que el AECT tiene ya constancia de casos de personas que pidieron la excedencia de sus puestos de trabajo porque no pueden asumir el coste.

Benítez criticó que manteniendo la decisión de cerrar fronteras los gobiernos siguen demostrando que desconocen la situación transfronteriza en la que hay una vida económica, unas relaciones laborales y empresariales que dependen de la apertura de la frontera y de los pasos. “Pensan en declaracións grandilocuentes de cara ao turismo estranxeiro traendo o virus. Pero pechar a fronteira non só é iso, pechar a fronteira é afectar a un territorio cunha realidade propia. Están levandoo á ruína, insistió.

Esixiremos que haxa compensación económica para o territorio e que os fondos comunitarios do Next Generation contemplen partidas específicas porque cada día que pasa coa decisión do peche e só un paso no Miño crean maior perxuízo económico. Ten que haber compensación económica ao territorio e ás persoas traballadoras perxudicadas”, finalizó el vicedirector del AECT.