RIVEIRO

Cientos de personas se han pasado este domingo por la II edición del mercado medieval de Sabarís, Baiona.

Más de cien puestos de artesanía, canteiros, ferreiros, cristal así como de gastronomía típica de la zona, como chorizos, zapatas, pan o quesos, ocuparon las calles de la parroquia baionesa.

Los asistentes a este mercadillo pudieron disfrutar de pasacalles, obradoiros infantiles, espectáculos de circo, magia, show de humor o muestras de oficio, y hasta un forjador de caballos que fue el centro de atención de pequeños y mayores.