El Concello de Tomiño sigue avanzando para transformar el núcleo de O Seixo en un espacio público pensado para las personas, con accesibilidad universal y con calidad urbana.

Tras aprobar en pleno la iniciación de los trámites para proceso de expropiación necesario para la apertura de la calle Camiño do Alivio, este domingo finalizaba su período de exposición pública sin que se presentaran ningún tipo de alegatos.

Este proceso afecta a dos parcelas que deben de ser expropiadas para derribar una de las esquinas de la calle y caminar cara el futuro proyecto de remodelación de las calles Camiño do Alivio y República Arxentina.

Los propietarios afectados ya fueron notificados por parte del Concello y aún están en plazo de presentar los alegatos que consideren oportunos.

Esta zona supone en estos momentos un punto conflictivo dentro de las calles de Tomiño, tanto por ser un punto que dificulta la accesibilidad de la ciudadanía como por lo que complica el tráfico rodado, con escasa visibilidad y limitando la movilidad de la zona.

El Plan General de Ordenación Municipal ya contempla una alineación que legitima el procedimiento expropiatorio y que posibilitará que el enlace de la calle Camiño do Alivio y República Arxentina tenga más de 12 metros de ancho, a diferencia de los escasos 5 metros que tiene hoy.