Esta semana, el Concello de Tui finalizó las actuaciones de emergencia realizó en la N-550 en Guillarei y en la calle Compostela por los hundimientos registrados en el firme en esos viales.

Por una parte, en el casco urbano en el cruce entre las calles Compostela y Ourense se registró un hundimiento en el centro del vial causado por las aguas pluviales.

Por otra, en la N-550 en Guillarei, cerca del acceso a la A55, desde hace más de una década se registraban hundimientos en un tramo de 160 metros de largo por donde transcurre la red de saneamiento. Tras realizar las comprobaciones técnicas, el gobierno municipal tomó la decisión de acometer las mejoras precisas.

Así, se abrió la zanja para compactar, al tiempo que se corrigieron las deficiencias existentes en la canalización recogida de aguas pluviales. Una vez finalizados estos trabajos se asfaltó el tramo de actuación en una zona de 2,5 metros