El Concello de Tomiño finalizó las obras de reforma de las instalaciones de la plaza de abastos de Goián, en las que se siguió la misma filosofía de remodelación sucesiva en el mercado municipal de O Seixo.

Con una inversión total de 109.557,40 euros, las obras se centraron principalmente en el espacio interior de la plaza con pequeños cambios en el exterior, tanto en el pórtico para darle accesibilidad al local como en la terraza para arreglar deficiencias de desgaste.

En breve, el Concello de Tomiño ha previsto sacar a subasta pública la adjudicación de los cuatro puestos de venta creados en el interior de las instalaciones: una carnicería, una pescadería, una frutería y una floristería.

Junto con estos puestos, la remodelación permitió abrir nuevos huecos de paso, crear una isla central y acomodar una parte de las instalaciones a otros usos relacionados con la cultura y la cohesión social.