Archivo

La concejalía de Vías, Obras y Alumbrado del Concello de Gondomar, acaba de cambiar más de 200 puntos del alumbrado público y alumbrado interior en el casco urbano de la Villa Condal y en al barrio de A Fraga, Vincios, por el alumbrado de led.

Con esta iniciativa, no sólo se pretende evitar el desorbitado gasto de consumo eléctrico en un 85% que las bombillas tradicionales, sino evitar el uso contaminante del Mercurio, Tungsteno y reducir las emisiones de CO2 en un 80%. La inversión de esta actuación no ha trascendido.