El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, y el presidente de la Comunidade de Montes Veciñais de Borreiros, acordaron firmar un convenio que recoge el compromiso del gobierno local de acometer actuaciones a cambio de la cesión de la parcela y sus instalaciones para uso municipal.

El acuerdo, que se suscribirá en los próximos días, recoge la necesidad del gobierno de contar con más instalaciones deportivas y recreativas para atender la alta demanda de estas actividades por parte de la población, razón por la que la Comunidade de Montes en Mancomún de Borreiros cederá una parcela (de cerca de 2000 metros cuadrados) con una pista polideportiva y un inmueble -que actualmente se usa para almacenaje- ubicadas en el Lugar San Martiño, próxima a los núcleos rurales de Monteiro y Lousado.

En ella existen varias instalaciones deportivas que serían acondicionadas y mejoradas por el gobierno local, con una inversión de 63.500 euros. Además, la cesión contempla una edificación que se “aprovechará para su acondicionamiento como vestuarios deportivos vinculados a las instalaciones existentes”, que en la actualidad carecen de este servicio dificultando en la práctica el uso normal de las pistas de deporte.

El alcalde Paco Ferreira y el presidente de la Comunidad, Latino Rodríguez, cerraron esta mañana los flecos pendientes y “ponemos así en marcha nuestra colaboración con la parroquia de Borreiros para sacar el mayor provecho por y para todos sus habitantes, así como para nuestro municipio”, manifestó el regidor, quien recordó “poco a poco, pero sin pausa, seguimos trabajando por y para Gondomar, para todas y cada una de sus parroquias”.

En este caso señaló la importancia de apostar una vez más por el deporte y su acercamiento a las nuevas generaciones y a la población en general “como una forma de disfrutar el tiempo libre, pero, sobre todo, como filosofía de fomentar los hábitos saludables entre nuestra población”.

Además de la construcción de los vestuarios y la mejora de las infraestructuras deportivas y de recreo del en torno del edificio, el Concello asume durante la vigencia del convenio – 4 años prorrogables por otros tantos- los gastos de conservación comunes del citado espacio.

Por su parte la Comunidad de Montes Veciñais en Mancomún de Borreiros cede el uso gratuito de las instalaciones “sin perjuicio de utilizar y disfrutar del terreno”. Tanto el presidente de los comuneros como el regidor de Gondomar coincidieron a la hora de afirmar “que es un acuerdo con el que gana la parroquia, gana todo el municipio” y apostaron por mantener la línea de colaboración abierta en próximas actuaciones.