La Concejalía de Medio Ambiente ha instalado una caldera de biomasa, en sustitución de otra de gasóleo, en el sistema de calefacción para todo el edifico de Urbanismo del Concello de Gondomar.

La instalación fue realizada gracias a una subvención del INEGA y cofinanciada por el Programa Operativo FEDER-Galicia 2014-2012, cuyo financiamiento consiguió el 80% del coste total, suponiendo un gasto aproximado para el Concello de 3.000 euros.

Entra las ventajas de esta instalación, están su escaso mantenimiento y su consumo. Una carga de 4000 kg de pellets, según la empresa instaladora, debería durar par dos inviernos, todo esto por un coste de 940 euros en total, cuando en gasóleo sería tres veces más en el mismo período de tiempo.

Es un calor limpio, sin malos olores y sin echar a la atmósfera partículas contaminantes y que mantiene caliente todo el edificio, pudiendo incluso, programar su encendido, apagado, temperatura, etc, desde un teléfono móvil.