Gondomar presume de mural
BANDALLO // Gory al lado del mural que acaba de crear

El primer mural grafitero de Gondomar ha tomado forma gracias al trabajo de Gory, un vecino de Chaín que lleva desde los 16 años haciendo grafitis.

Una noche me fui con unos amigos por las calles de Ourense a hacer vandalismo y ahí fue donde hice mi primer boceto y donde comenzó mi devoción por el grafiti” relató esta mañana Gory.

El mural, solicitado por el Concello de Gondomar, luce en una pared de un inmueble cercano al parque de A Coelleira y representa a tres espacios del municipio. El molino de Peitieiros, la cascada de Vilaza y un paisaje de Morgadáns. “Paco Rial me cedió las fotos de los lugares que pinté e hice un fotomontaje para crear el mural” afirmó Gory.

Pero para realizar este espectacular mural de 10,70 m x 2,60 m, Gory empleó más de 200 botes de spray de toda gama de colores, verdes, grises, azules, blanco aire o negro sombra. “Estuve seis días a nueve horas diarias para poder realizarlo y por fin ayer lo acabé. Mucho trabajo y mucho esfuerzo pero mereció la pena.” explicó el pintor quien matizó que “la idea es continuar con el mural dando vuelta a la esquina del inmueble pintando más rincones de Gondomar”.

Esta no es la única obra que el gondomareño realiza en el municipio. Los puentes de la autopista de Vilaza albergan siete impresionantes grafitis que son visitados por vecinos y curiosos que se acercan a contemplar la belleza de sus grabados. “La gente aprecia mucho mi trabajo, pero la mejor recompensa es la sonrisa de un niño al ver el grafiti” concluyó Gory.

Gory: "Moriré pintando grafitis a mucha honra en O Val Miñor"
RUBENS // ‘Gory’ en Vilaza (Gondomar).