El Concello de Gondomar, a través de diversas subvenciones, apostó por la generación de empleo “porque vivimos momentos difíciles neste sentido”. De esta forma, dependiendo del caso, 18 personas se incorporan al personal durante seis o nueve meses ocupando diferentes funciones, según las necesidades.

En esta ocasión se contrataron a 11 peones de obra pública, dos auxiliares administrativas, 1 palista y un tractorista. También se sumará una técnica para el área de turismo, una ingeniera forestal y una maestra compostera. Esta última trabajadora, contratada en el marco del Plan Revitaliza de la Diputación Provincial, inicialmente tiene un contrato por un año.