CEDIDA

Con la intención de impulsar el Xacobeo del 2021 se ha creado la Comisión Gestora de entidades Alfombristas del Camino de Santiago, en la que ya participan alfombristas de más de ciento sesenta ciudades repartidas por veintidós países, como Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Panamá, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Perú, Polonia, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Lituania, México, India, Portugal, Italia, Venezuela y España, y se esperan más inscripciones.

Su objetivo principal comprende todas aquellas actividades dirigidas a la difusión, divulgación y promoción del Camino de Santiago y del patrimonio material e inmaterial vinculado a él. Destacando la riqueza cultural, natural y humana del Camino de Santiago.

Los alfombristas están trabajando en dos proyectos para poner en relieve los diversos caminos que confluyen en Santiago de Compostela, “a través de algo muy nuestro, como son las alfombras de flores que cada año se realizan en centenares de villas y pueblos de todo el mundo con motivo de las fiestas del Corpus Christi, Semana Santa u otras fiestas religiosas”.

Los alfombristas preparan dos grandes proyectos para el próximo Año Santo. El primero denominado «Alfombras para el Camino», que consistirá en la realización, desde enero hasta junio de 2021, de distintas alfombras, en cada uno de los caminos que confluyen en Santiago de Compostela, para concluir con otra alfombra, el 24-25 de julio en la santiaguesa plaza del Obradoiro.

El segundo proyecto para el Xacobeo 2021 es una «Alfombra Mundial» en la que podrán participar todos los alfombristas que quieran elaborando en lugar emblemático, de cada una de sus localidades, integradas en la Comisión gestora de entidades alfombristas del Camino de Santiago, una alfombra propia, entre los días 24 y 25 de julio del 2021, dedicada al Camino de Santiago. El diseño será común en cada una de esas localidades, Sin embargo, cada colectivo alfombrista realizará ese diseño siguiendo su propia técnica y estilo, utilizando los materiales que prefieran y creando ese tapiz efímero del tamaño que prefieran.

El objetivo es «Hacer todos el mismo día, la misma alfombra en cada uno de nuestros pueblos o ciudades, pero de forma conjunta a escala mundial». Será una especie de flashmob a escala mundial de arte efímero, en el día grande del Apóstol Santiago o en su víspera.