El nuevo refuerzo del servicio de Guardas Rurales – Guardapescas Marítimos de la cofradía Santa Tecla de A Guarda, ha incautado a las 10:00 horas de este domingo, seis kilos de percebe a un furtivo cuando estaba extrayendo el marisco en la zona de «As Canelas» en Oia.

Al furtivo también se le incautó su herramienta de extracción, una rasqueta de grandes dimensiones. Tras su identificación, será denunciado por un delito contra la flora y fauna.

Desde la Xunta de Galicia se informa que los Guardas Rurales -Guardapescas Marítimos están habilitados para solicitar cualquier tipo de documentación que consideren pertinente para el cometido de sus funciones, que no es otra que la de “velar por el cumplimiento de la Ley de Pesca y Caza de Galicia, así cómo la protección de la flora y fauna”.

Además, este cuerpo está autorizado para el registro de enseres y vehículos dentro de su ámbito de actuación y el decomiso de los útiles utilizados por los infractores.