La Guardia Civil detuvo el pasado fin de semana a un vecino de A Guarda, de 53 años, al ser sorprendido infraganti cuando intentaba forzar la puerta de una casa en la que supuestamente habría estado robando el día anterior.

Los hechos sucedieron el pasado viernes, día 9, cuando una patrulla de seguridad ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de A Guarda tiene noticia de que un individuo podría estar intentando forzar la puerta de una vivienda situada en la periferia de la misma localidad.

La inmediata respuesta de dos patrullas que se encontraban en las inmediaciones permitió sorprender infraganti a esta persona cuando intentaba forzar la puerta de la vivienda con una barra metálica, procediéndose a su inmediata detención por un delito de robo en grado de tentativa.

A raíz de las investigaciones derivadas de esta detención, se identifica al arrestado como la persona que había entrado el día anterior en el mismo inmueble, de donde se había llevado una pequeña cantidad de dinero en efectivo, después de forzar la puerta de entrada.

Por último, se le atribuye también la comisión de otro robo, perpetrado el pasado 23 de enero, en la casa de un familiar, de donde se llevó dinero y un teléfono móvil.

Este vecino, que cuenta con un amplio historial de antecedentes delictivos, ya había sido detenido el mes pasado como presunto autor de varios robos en distintos establecimientos comerciales de A Guarda, entre ellos una cafetería y un centro de puericultura, además del hurto de unas llaves en las oficinas de una empresa de transportes.

El detenido, junto con las diligencias instruidas, fue puesto a disposición del Jugado de Instrucción nº 2 de Tui que decretó su ingreso preventivo en prisión.