El Concello de Nigrán, teniendo en cuenta la inactividad educativa ante la crisis sanitaria del Covid-19, emprendió esta semana la instalación de parqué flotante en madera de fresno natural en el pabellón del CEIP Carlos Casares.

La inversión municipal, de 6.000 €, permitirá cubrir la totalidad de superficie (146 metros cuadrados de hormigón pulido) sobre la que previamente se pondrá una manta de polietileno.