Instan a la Xunta a que medie en el conflicto de la fábrica de As Cachadas
ALFREDO // Representantes de los trabajadores de IKF y los regidores de A Guarda y O Rosal en la rueda de prensa

En una rueda de prensa realizada esta mañana en el Concello de A Guarda, representantes de los trabajadores de IKF (fábrica de As Cachadas) y los regidores de los Concellos de A Guarda y O Rosal, han pedido la mediación de la Xunta de Galicia en el conflicto laboral que mantienen los trabajadores con la empresa.

En estos momentos las negociaciones entre ambas partes están rotas. Los trabajadores han convocado nuevos paros de 24 horas para los días 12, 13, 16 y 17 de abril, para hacer presión y que IKF ceda ante sus reivindicaciones. “ Ya hemos convocados varios paros que fueron secundados por casi el 100 % del personal”, indica Carlos Pérez, secretario del comité de empresa.

El principal escollo que enfrenta a ambas partes es que, “tres trabajadores de nueva incorporación cobran 200 menos que el resto de la plantilla realizando el mismo trabajo. La empresa aplicó el convenio estatal y no el pacto que tenemos firmado desde 1993”, explicó Pérez.

La fábrica de As Cachadas se instaló en A Guarda en el año 1.900 por la familia Lomba. A lo largo de estos 118 años de vida, fueron muchas las generaciones de familias de O Rosal y A Guarda que han pasado por sus instalaciones. Actualmente en As Cachadas trabajan 65 trabajadores. Pertenece al grupo francés IMERYS, que cuenta con 250 fábricas en todo el mundo con 18.000 trabajadores.

Comunicado de los Concello de A Guarda y O Rosal en relación al conflicto laboral que se está produciendo en la empresa IKF España S.A. (antigua fábrica de As Cachadas)

Las corporaciones municipales de los Concellos de A Guarda y O Rosal quieren manifestar, a instancia de los trabajadores, su total apoyo al centro de trabajo que IKF España S.A. tiene en el municipio de A Guarda, en la antigua fábrica de las Cachadas.

Para los gobiernos municipales es motivo de preocupación el conflicto laboral que mantienen en la actualidad los trabajadores y la dirección de la empresa. Hay que recordar que este centro de trabajo emplea a muchos vecinos de A Guarda y de O Rosal desde hace más de 100 años, siendo un importante centro de empleo y sustento para muchas familias de la comarca desde comienzos del siglo XX hasta el día de hoy.

Los responsables municipales de los dos Concellos, A Guarda y O Rosal, lamentan esta situación, ya que los acuerdos basados en el diálogo y la comunicación benefician a ambas partes; acuerdos que hicieron que esta empresa de la comarca fuera el pulmón de muchas familias.