Efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño interceptaron la pasada semana a un vehículo cuando circulaba por la autovía A-55 con un cepo inmovilizador colocado en una de las ruedas.

Los hechos sucedieron la pasada semana cuando la central COTA del Subsector de Tráfico de la Comandancia recibe varias alertas de distintos usuarios informando de que un vehículo circulaba con una velocidad muy reducida por el carril izquierdo de la Autovía A-55, sentido Portugal, a la altura de Tui, provocando situaciones de peligro por el riesgo de colisiones por alcance.

La incidencia se solventó por la inmediata respuesta de una patrulla del Destacamento de Tráfico de Vilaboa que pudo darle alcance casi de forma inmediata, comprobando que se trataba de un vehículo con placas de matrícula de Portugal que circulaba con una velocidad muy reducida con el “cepo inmovilizador” colocado en su rueda delantera derecha.

El turismo, que llevaba la rueda totalmente destrozada, había sido inmovilizado horas antes por otra patrulla del mismo Destacamento de Tráfico debido a que su conductor había dado resultado positivo en una prueba indiciaria de consumo de drogas cuando circulaba por la N-550 a la altura de Guillarei.

El conductor y titular del vehículo fue notificado como presunto autor de un presunto delito contra la seguridad vial por circular de forma negligente y temeraria con evidente riesgo para los demás usuarios de la vía. Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Tui.

FUENTE: GUARDIA CIVIL