GUARDIA CIVIL

Sobre las 06:30 horas del domingo, cuando efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño realizaban un operativo de verificación de alcohol y drogas en la PO-552, en las proximidades de un bar de la localidad de Tomiño interceptaron a una mujer de 43 años de edad que presentaba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas.

Tras realizarle las pruebas pertinentes, se evidencia un resultado positivo en alcohol con tasas 0,34 y 0,31 mg/l., y la prueba de drogas arroja resultado positivo en cocaína (a falta de confirmación por el laboratorio).

Estos hechos serán denunciados por vía administrativa al ser constitutivos de infracción a la normativa sobre seguridad vial.

Al indagar sobre los motivos del desplazamiento, los agentes comprobaron que en el interior del vehículo viajaba también un joven de 22 años natural de Las Palmas de Gran Canaria y con domicilio en Portugal.

Ambos alegaron que venían de tomarse una consumición. El varón trató de justificar su viaje mostrando un certificado laboral expedido por una empresa de Vigo, si bien, el aparcamiento del establecimiento nocturno del que salía en compañía de la conductora no se encontraba dentro del trayecto a su centro de trabajo.

Concurría además la circunstancia de que los ocupantes no respetaban la distancia máxima de seguridad ni hacían uso de mascarillas, no residiendo tampoco en el mismo domicilio.

Estos hechos podrían ser también constitutivos de infracción por incumplimiento de las medidas sanitarias acordadas para la gestión de la crisis sanitaria de la COVID-19.

FUENTE: GUARDIA CIVIL