Guardia Civil de Tráfico (Archivo)

La Guardia Civil interceptó este fin de semana a un conductor multireincidente, R.V.F., de 31 años, vecino de Tui, cuando circulaba bajo los efectos de bebidas alcohólicas y con el permiso de conducción retirado por resolución judicial.

Este usuario fue interceptado por una patrulla Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño en las inmediaciones de Tui, a la altura del Km. 1,00 de la carretera PO-404, al observar que circulaba de una forma errática, siguiendo una trayectoria oscilante e impredecible que invadía en ocasiones el sentido contrario de la marcha.

Al ser sometido a las pruebas de detección alcohólica en aire espirado, arrojó unas tasas de 0,73 mg/l y 0,68 mg/l en la primera y segunda prueba respectivamente.

Este hecho, que por sí mismo ya constituye un delito contra la seguridad vial, por superar el límite establecido de 0,60 mg/l., puede verse penalmente agravado teniendo en cuenta que este conductor ha sido objeto de dos retiradas del permiso de conducir por sentencias judiciales firmes, que le impedían conducir hasta el mes de junio de 2019 y tiene pendiente otra por haber sido sorprendido el pasado día 7 de abril, conduciendo por la misma carretera.

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra está incidiendo de una forma especial en la vigilancia de este tipo de conductores, con personal especializado en su control e interceptación, habida cuenta de que lo multireincidentes son una de las principales preocupaciones de la Agrupación de Tráfico por el potencial riesgo que suponen para la seguridad vial. Sus conductas viales suelen ir asociadas a consumos de alcohol o drogas, grandes excesos de velocidad u otras infracciones que ponen en peligro al resto de los usuarios de las vías.

Los hechos expuestos se pusieron en conocimiento del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Tui, que será el encargado de la instrucción de las diligencias.

Este conductor se puede enfrentar a las penas de prisión, multa, trabajos en beneficio de la comunidad, y en caso de apreciar el órgano judicial una multireincidencia (más de tres sentencias firmes condenatorias), se podría acordar la intervención judicial de su vehículo, además de una agravación de las penas.