La Patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil de Ponteareas, en colaboración con Agentes Ambientales de la Xunta de Galicia, montaron un dispositivo tras tener conocimiento de que en una zona de monte se habrían colocado varios lazos atados a árboles y montados para poder capturar animales.

Los agentes inspeccionan el lugar donde compruebaron la existencia de los lazos, y se observaron que los troncos de los árboles donde se ataron fueron impregnados con gasoil o similar, para atraer al jabalí y que así quede capturado.

Como resultado de esta vigilancia se descubre in fraganti a un varón que manipula los lazos, y se procede a su identificación, resultando ser un vecino de la zona de 60 años, que manifiesta que coloca los lazos para evitar los daños que los jabalíes le provocan en sus cultivos y que ni siquiera aprovecha la carne, sino que una vez capturados los deja en el lugar.

Por ello se le informa que se procede a su investigación por la comisión de un delito relativo a la protección de la fauna.

Se intervienen un total de 10 lazos de acero trenzado, un arma casera consistente en un punzón de unos 40 cm y el cadáver de un jabato de unos 15 kg de peso que se remite al centro de recuperación de fauna salvaje de la Xunta de Galicia donde se procederá a su necropsia y posterior destrucción.

Las diligencias son remitidas al Juzgado de Guardia de Ponteareas, donde comparecerá el investigado cuando sea requerido.