CEDIDA // Jesús Calleja con parte del equipo del restaurante Rocamar

El famoso montañero, aventurero y presentador de televisión, Jesús Calleja, almorzó este mediodía en el restaurante Rocamar de Baredo, Baiona.

El aventurero, que está pasando unos días por la zona, se tomó un poco de marisco, un pescado de la ría al horno y un postre casero. «Es muy amable y riquiño. Quedó encantado con la atención y le gustó mucho la comida, tanto que dijo que volvería«, señaló Susana Rodríguez, gerente del Rocamar.

Calleja, presentador del programa de Cuatro “Volando Voy”, grabó en junio del 2018 uno de sus programas en Nigrán, Baiona, Gondomar, A Guarda y Oia, las zonas afectadas por la oleada de incendio que sufrió Galicia en octubre de 2017 para mostrar el horror vivido por los vecinos. Las llamas devastaron el monte y acabaron con la vida de dos personas en Chandebrito, denominada la “Zona cero” de la tragedia.

El programa aprovechó la ocasión para plantar, junto con 200 voluntarios, 1.000 árboles autóctonos en la zona de As Cháns do Rapadouro, Chandebrito, en lo que es conocido ya como el bosque de “Volando Voy”.