RUBENS // Detención de Sinaí Giménez en Tomiño el pasado 16 de abril del 2016

A lo largo del año 2015 se produjeron numerosos incidentes entre dos grupos de feriantes con relación al establecimiento de puestos de venta en distintos mercadillos de localidades de la provincia de Pontevedra. Por un lado el clan de los Morones, dirigido por el acusado S.G.J., y por otro el de los Zamoranos, al que pertenecía F.S.S.

Según el escrito de acusación, “en el marco de estos enfrentamientos, desde el grupo de los Morones se trató de impedir a miembros del grupo de los Zamoranos abrir tenderetes en los principales pueblos de la provincia de Pontevedra y barrios de la ciudad de Vigo, produciéndose actos de coacción, enfrentamientos, agresiones y en definitiva una planificada actividad de presión violenta e intimidatoria con el objetivo de que abandonaran dichas ferias”.

Así, y según el escrito, “el día 16 de octubre de 2015 hubo un enfrentamiento violento y con heridos entre ambos grupos en el mercadillo de Cangas do Morrazo, en el que estuvo presente el acusado S.G.J. y el día 21 de octubre de 2015, a la conclusión de un mercadillo de Vigo, se produjo un tiroteo en la carretera VG-20 de la localidad de Vigo en el que personas desconocidas dispararon contra miembros del grupo de los Zamoranos, relacionando éstos incidentes con las presiones recibidas para abandonar las ferias”.

En el mismo escrito de acusación se narra otro de los enfrentamientos entre los dos clanes. Este último ocurrió el 6 de noviembre de 2015, después de que miembros del grupo de los Zamoranos instalaran distintos puestos de venta en el mercadillo de Redondela. Al parecer, sobre las 9:30 horas se personó en el lugar el acusado S.G.J. acompañado de las acusadas MC..G..J. e I.G.J. (los tres hermanos), la acusada D.J.J. y otras treinta personas que no han sido identificadas. Una vez allí el acusado S. se dirigió a F.S.S. con la intención de amedrentarle y forzarle a desmontar los tenderetes y abandonar el lugar le dijo ”F., ya estamos aquí, te vamos a matar, vuelve a irte para Zamora, esta tarde voy a ir a tu casa para matarte a ti y a toda tu familia, los Zamoranos os tenéis que ir todos de Galicia, ya se os acabó el vivir aquí”, además explicó a los presentes en voz alta que “no se quieren ir y ha habido hasta tiros”, para a continuación lanzar un hierro hacia F.S. sin alcanzarle, añadiendo “F. te voy a pegar dos tiros con mi pistola, vete comprándote un panteón en Zamora” y “voy a ir a tu casa por la tarde y voy a matar a tus hijas” mientras hacía el gesto de empuñar un arma con las manos.

Por otro lado, y siempre el escrito de acusación, las acusadas MC.G.J. e I.G.J. les dijeron con idéntico ánimo que su hermano S. “violadores, os dedicáis a comprar niños, estáis todos muertos, Galicia es de los Morones, marchaos para Zamora y Valladolid”, mientras todo esto ocurría la acusada D.J.J. se dirigía a F.S. y demás miembros de su grupo allí presentes haciendo con la mano el gesto de estar cortándoles el cuello.

Como consecuencia de lo anterior descrito, F.S.S. y los miembros del grupo de los Zamoranos que le acompañaban, recogieron los puestos que estaban montando en el mercadillo y abandonaron el lugar.

Por todo ello, el fiscal pide para S.G.J. la pena de tres años y seis meses de prisión, la prohibición de aproximarse a una distancia inferior a 500 metros de F.S.S., de su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por él así como la prohibición de comunicarse con él por cualquier medio directo o indirecto, en ambos casos por tiempo de cinco años.

Para las demás acusadas, MC.G.J., I.G.J. y D.J.J. el fiscal solicita la pena de dos años y seis meses de prisión así como la prohibición de aproximarse a una distancia inferior a 500 metros a de F.S.S., de su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por él así como la prohibición de comunicarse con él por cualquier medio directo o indirecto, en ambos casos por tiempo de cuatro años.

Detención

Sinaí Giménez, conocido como el “príncipe de los gitanos”, y al menos otros seis miembros del clan de los Morones eran detenidos el pasado 16 de abril del 2016 en Tomiño.

Tomiño amaneció ese día con un espectacular despliegue policial. Un helicóptero y más de medio centenar de agentes tomaran esa madrugada la parroquia tomiñesa de Amorín, en concreto en el barrio de A Rotea en el que al parecer, residían varios miembros de la familia de los Morones.

El operativo arrancó sobre las 6:00 horas de la madrugada realizando un exhaustivo registro en varias casas vinculadas a la familia de los Morones en el que al menos fueron arrestadas sietes personas, entre ellos Sinaí Giménez y su hermano Saúl.