Kenzo con su dueño Miguel

El loro más famoso de O Rosal, Kenzo, ya está con su familia. Fueron los propios dueños los que a las diez de esta noche lo encontraron por la zona del cementerio. “Salíamos a dar un paseo con los perros por si lo encontrábamos. Íbamos silbando y llamando por él y, al llegar al camposanto, nos contestó también silbando. Luego digo, hola”, señala emocionado Miguel al tener de nuevo al animal en casa.

Kenzo, conocido ya como el loro cantante, se escapó el lunes en un descuido de sus dueños de su casa en la zona de O Calvario. La imagen del loro gris de cola roja corrió como la pólvora por las redes sociales. Sus dueños estaban desesperados ya que el animal es como de la familia. “Lo criamos desde los dos meses, aún no tenía plumas. Es muy hablador, pronuncia nuestro nombre y el de los perros y, además, canta, le gusta mucho la canción -Oye, abre los ojos, mira hacia arriba…- de Chayanne”, señala el dueño de la mascota.

El ave estaba encima de un eucalipto y su recuperación fue un poco complicada. “Lo llamamos y no quería bajar. Después de un rato, hicimos como que nos íbamos y se vino hacia mi hombro. Estaba muerto de hambre y sueño”, explica Miguel, contento de tener de nuevo a Kenzo en casa.