San Xerome se moviliza para hacer frente a la emergencia sanitaria que nos está tocando vivir. La prioridad de la asociación es proteger a las personas más vulnerables. Por ello, desde el viernes 13 de marzo las personas usuarias del centro han dejado de acudir a sus programas de apoyo y formación que reciben en los centros.

“Tras la recomendación de las autoridades de suspender las actividades de los centros nos hemos puesto en contacto con las familias que no han dudado en proteger a sus hijas/os de este virus tan poderoso”, señalan desde la Asociación.

Desde el equipo directivo, y a petición de la junta directiva, han articulado una batería de medidas para reorganizarse y aprovechar estas circunstancias para seguir ilusionados con su trabajo: “El apoyo a nuestras personas usuarias y sus familias”.

El personal de San Xerome está trabajando desde sus casas para ofrecer actividades a través de las redes, manteniendo la comunicación con sus usuarias/os y sus familias, estableciendo rutinas y atendiendo posibles contratiempos.

“Agradecemos a todas las personas que están pensando en cómo ayudar, disponibles y ocupadas en hacerlo, aún con todo el miedo que todos tenemos en el cuerpo”, apuntan.

“Han sido varias las familias que se han ofrecido para apoyar a otras familias que estuviesen en una situación de necesidad de apoyo. También desde nuestras administraciones locales se están organizando recursos para aquellas familias que estuviesen en una situación de especial dificultad”, indican.