Baiona acogió esta semana la campaña Plan Compost Revitaliza de la Diputación de Pontevedra con la instalación de una carpa en los barrios de O Burgo y Os Tendais, donde personal especializado ofreció información sobre los beneficios del compostaje y repartió muestras para que los vecinos pudieran comprobar el aprovechamiento de la materia orgánica.

El Concello de Baiona ya instaló hace meses puntos de composteros comunitarios en el barrio de Os Tendais, en el Camiño do Carme, en la parroquia de Sabarís, y en O Burgo, donde los vecinos pueden depositar los residuos para que sean sometidos a los procesos de compostaje.

El proyecto pretende el aprovechamiento de la materia orgánica, puesto que constituye prácticamente el 50% de todos los residuos urbanos, por lo que el Concello y la Diputación animan a los baioneses a utilizar los composteros ya instalados.

Según los datos de la Concejalía de Medio Ambiente, la producción de un ciudadano en Baiona es de aproximadamente 400 gramos de materia orgánica diaria y se considera que el sistema empieza a ser rentable si se recoge alrededor de 250 gramos. De esta forma podría ahorrarse unos 20 euros por habitante y año en tratamiento de esos residuos, ya que de cada 100 kilos de basura orgánica se obtienen 15 kilos de compost.