CEMMA

El proyecto «Virada: Bases para la reducción de la mortalidad por captura accidental en artes de pesca de la marsopa (Phocoena phocoena) y el delfín mular (Tursiops truncatus) en áreas Red Natura 2000 de Galicia«, acaba de ponerse en marcha. Se trata de una importante iniciativa liderada por la Coordinadora para o Estudio dos Mamíferos Mariños-CEMMA, junto con la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto de Vigo-OPPF-4, contando con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca-FEMP.

El proyecto cuenta con un presupuesto total de 85.021 €, y obtuvo la máxima valoración en la resolución de la Convocatoria Pleamar 2019, ocupando el primer puesto de un total de 87 proyectos presentados. Está integrado en el LIFE IP Intemares, el mayor proyecto de conservación de fauna marina que se está desenvolviendo en estos momentos en Europa.

El objetivo principal del proyecto «Virada» es contribuir a la protección de la biodiversidad marina y a la sostenibilidad de la pesca mediante la reducción de las capturas accidentales de cetáceos, en colaboración con el sector pesquero.

Como objetivos secundarios se establecen los siguientes:

1) Conocer la interacción cetáceos-pesca y el esfuerzo pesquero que se aplica en las áreas Red Natura 2000 de las Rías Baixas, como primera medida para poder evaluar los efectos negativos (capturas accidentales) de la actividad pesquera sobre el medio marino.

2) Evaluar la magnitud del impacto de la mortalidad por captura accidental en artes de pesca sobre la población de marsopa y delfín mular en áreas Red Natura 2000 de las Rías Baixas.

3) Potenciar el conocimiento del estatus poblacional de la marsopa y el delfín mular en las principales zonas de pesca de las áreas Red Natura 2000 de las Rías Baixas.

«Virada» surge ante la gran necesidad que existe para poner fin al mayor problema de conservación que presentan los cetáceos a nivel mundial: su mortalidad por captura accidental en artes de pesca.

Los datos recopilados por la CEMMA en la costa de Galicia a lo largo de los últimos 30 años, son demoledores: cada año aparecen varados una media de 285 cetáceos, la mitad de ellos muertos por captura accidental en artes de pesca.

El impacto de esta mortalidad es especialmente preocupante en el caso de las dos especies más vulnerables y con un mayor estatus de conservación: el delfín mular (Tursiops truncatus) y la marsopa común (Phocoena phocoena).

En el caso de la marsopa, la especie más amenazada del litoral ibérico, extinguida ya en el Mediterráneo, y que presenta su último reducto poblacional en las aguas del noroeste de la península Ibérica, los últimos estudios realizados indican que desaparecerá para siempre de nuestras aguas en un plazo inferior a 20 años. Estamos ante un caso de desaparición similar al de la vaquita (Phocoena simus) en el Golfo de México.

Por otro lado, «Virada» también está dirigido hacia el sector pesquero, que presenta una enorme importancia, tanto a nivel económico como social, de Galicia, donde está presente el 85% de la flota pesquera que faena en las aguas del caladero Cantábrico Noroeste. Se pretende contribuir a que la actividad pesquera sea sostenible desde el punto de vista ambiental, y compatible con la preservación de la biodiversidad y del medio marino.

El proyecto se desarrollará a lo largo del año 2020, y la zona de estudio serán las Rías Baixas de Galicia, teniendo como base de actuación los puertos pesqueros de Baiona, Vigo, Cangas, Bueu y O Grove, junto con 7 espacios marinos pertenecientes a la Red Natura 2000.

Se llevarán a cabo diversas acciones, entre las que destacan la realización de muestreos a bordo de barcos de pesca y entrevistas a los marineros. También se realizará una campaña de monitorización de cetáceos, a bordo de un velero, que contará con la participación de voluntariado ambiental. Por último, se pondrán en marcha diversas acciones de educación y sensibilización.