Mecalia Elche
MECALIA // Archivo

La Copa de la Reina se convierte cada año en una tortura para el Mecalia Atlético Guardés. En las eliminatorias más recientes, las gallegas sufrieron para alcanzar la fase final de la competición y… esta vez no va a ser diferente.

Las de Prades han caído este sábado de manera estrepitosa ante el Elche Mustang (34-21, 17-10 al descanso) de Joaquín Rocamora y deberán levantarse para protagonizar otra remontada histórica como la que firmaron contra el Granollers la pasada temporada. Ya marcado en rojo en el calendario está el sábado 9 de febrero (19:00 h).

Del abultado resultado ya se desprende que el Mecalia no ha jugado su mejor partido de la temporada, más bien todo lo contrario. Las de Prades fueron incapaces de encontrarle el truco a una defensa ilicitana que asfixió y dejó sin ideas a las gallegas, que no contaron ni con Sarah Valero ni con Naiara Egozkue. Las rotaciones, los tiempos muertos, la apuesta por el 7 contra 6, la mixta sobre Ana Martínez… Ninguna propuesta de José Ignacio Prades sirvió para plantar cara a un Elche Mustang que fue como un tiro durante todo el partido.

Desde que Lorena Pérez colocó el 7-7 en el marcador al filo del minuto 16 de la primera parte, un parcial de 7-0 local y los 10 minutos en los que el Guardés no fue capaz de superar a Nicole Morales, no estrellarse contra el poste o no perder balones abrieron el partido para las de Rocamora. Este arreón fue un adelanto de lo que se viviría en la segunda parte: durante 30 minutos el Guardés siguió sufriendo y viendo cómo el Elche le infligía un castigo excesivo para las cualidades que se le presumen a la plantilla de un equipo que marcha segundo en la Liga Guerreras Iberdrola.

Antes de buscar la remontada copera, Elche Mustang y Mecalia Atl. Guardés volverán a verse las caras el sábado que viene también en Carrús para cerrar la primera vuelta de la Liga (18 horas).

INFO: Nuria Lago Rodríguez.