El rural gana alumnos en Tomiño, una situación que choca contra la realidad gallega, y que reafirma el buen hacer del sistema educativo de cercanías en el municipio. El Colegio Rural Agrupado (CRA) Mestre Manuel Garcés cuenta este curso con 140 niños, repartidos en las 13 aulas distribuidas por el municipio, un 10% más que el año pasado.

La concejala de Educación, Cristina Martínez, se alegra del mayor interés del vecindario en la educación rural y recuerda que “é froito do bo facer do persoal do centro e tamén do apoio constante que lle concede o Concello ao CRA”, recientemente el gobierno municipal invirtió más de 30.000 euros para dotar a la escuela de una biblioteca principal actualizada y eficiente, además de realizar obras de mantenimiento en todos los períodos vacacionales para que los niños puedan disfrutar de las instalaciones en su mejor estado.

El Mestre Manuel Garcés cuenta con dieciséis maestros de educación infantil, profesorado especialista de psicomotricidad, música, inglés, pedagogía terapéutica y audición y lenguaje. Dispone además de un departamento de orientación propio y con personal cuidador para atender a los niños con necesidades especiales. Un personal “imprescindible” para poder ofrecerun servizo de calidade, de proximidade e de valores ás familias”, que hace del centro una alternativa que vertebraa educación nas parroquias máis rurais do noso concello”, concluye la concejala.

Las cifras del CRA son un ejemplo más de que la demografía en Tomiño no responde como en la mayoría del rural gallego. El número de personas matriculadas en los distintos centros educativos del municipio creció durante los últimos años, y suma ahora 1.396 alumnos, cabe destacar también el incremento del alumnado en el instituto Antón Alonso Ríos, pasó de 551 a 568 en el curso actual.