ALFREDO // Archivo

Ante la falta de lluvias, la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil acaba de comunicar al Concello de A Guarda la recomendación de la adopción de un conjunto de medidas, antes de llevar a cabo las establecidas en el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta Eventual de Sequía.

Aunque la situación de las reservas no ponen en riesgo el abastecimiento de los principales sistemas, los bajos caudales de los ríos para esta época del año hace que la Confederación aconseje a los Concellos, como el de A Guarda, que lleven a cabo actuaciones como el ahorro de suministro en usos y destinos no prioritarios como el riego de jardines y baldeo de calles.

La reducción de la presión nocturna en redes urbanas o el refuerzo de los controles del agua captada para el abastecimiento, que puede ver reducida su calidad debido a los bajos caudales existentes.

Desde la concejalía de Servicios y Medio Ambiente de A Guarda se recomienda un consumo de agua responsable para lograr una mayor seguridad del sistema de abastecimiento y ayudar a mantener las condiciones mínimas del ecosistema fluvial mientras no llegan las precipitaciones.