El pasado fin de semana la guardesa Rosalía Soler consiguió siete medallas en el Campeonato Gallego Absoluto de Natación en Ourense. La nadadora del Real Club Náutico de Vigo se ha hecho con los siguientes metales: 

  • Plata y subcampeona gallega absoluta en 50 metros mariposa, 100 metros mariposa y 100 metros espalda
  • Plata y subcampeonas gallegas absolutas en relevos 4 x 100 metros libre y 4 x 100 metros estilos 
  • Bronce en 50 metros espalda y relevos 4 x 50 metros estilos

Rosalía lleva practicando natación desde alrededor de los 10 años, cuando fue diagnosticada de escoliosis. Desde entonces siempre ha querido competir, y lo ha hecho logrando muy buenos resultados.

Soler lleva preparándose para este Campeonato desde hace más de un año, una decisión que en parte vino motivada por la pandemia. «Cando chegou o confinamento eu estaba competindo ben, pero tiña a sensación de que podía estar facéndoo mellor. No tempo que paramos adestrei bastante co meu físico, e en canto foron abrindo as piscinas fun probando a nadar máis. Os obxectivos que nos fixamos nese momento eran a longo prazo, pensando neste campionato», explica.

La nadadora sabía que podría conseguir buenos resultados en este Campeonato, para el que cree que fue más preparada que nunca: «Ata entón eu adestraba os días que podía, pero para esta temporada fixeime o obxectivo de adestrar seis días á semana. Non sempre adestraba na piscina, pero si que intentei ter unha rutina e un compromiso, aínda que houbese días que igual non tiña tantas ganas».

Este período de preparación tuvo lugar en un año de ciertas dificultades para la guardesa, en el que las piscinas estuvieron cerradas durante un mes. A ello se suman una lesión en el hombro que le impidió nadar durante un mes y medio y la necesidad de repartir sus entrenamientos entre Vigo, A Guarda y Pontevedra, ciudad en la que estudia el Grado universitario en Fisioterapia.

Sin embargo, sus objetivos para este Campeonato aún no están resueltos por completo. El acceso al Campeonato de España de natación depende cada año de una marca mínima que fija la Federación nacional. Este año, la situación sanitaria obliga a limitar el aforo de participación en el evento, de modo que el acceso depende del ránking nacional.

Rosalía explica que si en un año normal consiguen llegar al Campeonato de España unas 30 ó 40 personas, este año sólo lo lograrán las 12 mejores nadadoras de España. «É moito máis esixente, porque chegar a ese ránking non só depende de que ti o fagas ben, senón de que as demais non o fagan mellor. Nun ano normal si que podería chegar á marca e ir ao Campionato», cuenta la nadadora. Este viernes sabrá si ya ha acabado su temporada, o si por el contrario se encuentra en el listado definitivo de la Federación para el Campeonato estatal.

En total, el Náutico de Vigo consiguió en Ourense 23 medallas y dos récords, unos resultados históricos. El equipo de la guardesa acaba de quedar como el segundo mejor femenino de Galicia y ya se está fijando objetivos para la próxima temporada, que comienza en septiembre. Para Soler, los objetivos colectivos suponen una motivación personal: «Ao final non só tes as túas medallas e obxectivos individuais, senón que o equipo te axuda a conseguir mellores cousas, e nótase moito».

En cuanto al futuro, Rosalía se irá de Erasmus a Italia en septiembre para empezar el último curso de su carrera. Allí seguirá entrenando hasta su vuelta a casa al final del cuatrimestre. Lo hará sin dejar de lado otra de sus pasiones, la Fisioterapia, donde también está obteniendo resultados excelentes.