GUARDIA CIVIL

Un vecino de Tomiño fue auxiliado por una patrulla de la Guardia Civil de la localidad, tras sufrir una reacción alérgica extremadamente grave que afecta a todo el organismo, conocida como “shock anafiláctico”.

Los hechos sucedieron cuando una patrulla del puesto de Tomiño es avisada a las 23:00h para que acuda al acuartelamiento donde una persona se encontraba llamando repetidamente a la puerta, esta persona, un vecino de Tomiño de 42 años de edad, visiblemente alterado y portando una jeringuilla informa a los agentes que padece un Shock Anafiláctico, diciendo “me queda poco ayudarme que no lo cuento, voy a empezar a convulsionar…”, manifestando que la jeringuilla que portaba contenía una dosis de adrenalina.

Puestos en contacto con el Servicio Médico del 112, se dispone una ambulancia para que se desplace al lugar de los hechos, y que en la medida de lo posible le pasarán por teléfono con un médico, en ese momento esta persona ya se comunica con dificultad, observando los agentes que tiene la lengua visiblemente inflamada y que no puede mantenerse en pie, por lo que ante la espera de la comunicación con un médico y de la ambulancia solicitada, deciden administrarle la dosis de adrenalina, tras desinfectar la zona de la inyección haciendo uso de su botiquín una componente de la patrulla aplica la misma.

Pasados unos veinte minutos llegó la ambulancia que procedió a su reconocimiento, estando este totalmente recuperado, manifestado que ya se encontraba bien y que no desea ser trasladado a un centro hospitalario.

FUENTE: GUARDIA CIVIL