Solicitan seis años de prisión para dos acusados por tráfico de drogas en Baiona
Material que se le incautó a los detenidos

La Guardia Civil, en el marco de la operación “Tripas” y dentro de las actividades que se vienen realizando para erradicar el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes en la provincia de Pontevedra, ha desmantelado en la localidad de Baiona un punto de venta y distribución de droga, incautándose con esta operación cerca de medio centenar de dosis de heroína, todas ellas dispuestas para el consumo.

La investigación se inició el pasado mes de octubre por los componentes del Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán en base a las informaciones que habían obtenido sobre dos hermanos que residían en una céntrica calle de Baiona, sospechosos de ser los principales distribuidores de estupefacientes en esta localidad.

A raíz de estas informaciones, la Guardia Civil sometió a la vivienda de estos dos hermanos a un estrecho control y vigilancia discreta que permitió identificar a varios consumidores habituales de estupefacientes cuando acudían a este punto de venta. En el transcurso de estos controles los agentes interceptaron cuatro transacciones de heroína que había sido adquirida en este inmueble.

Una vez confirmadas las sospechas, durante la mañana del día de ayer, la Guardia Civil, con la preceptiva autorización del Juzgado de Instrucción Númmero 8 de Vigo, procedió a la entrada y registro del domicilio donde fueron detenidos L.R.L., y su hermana MC.R.L., de 48 y 44 años respectivamente, acusados de un presunto delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

En el interior de la vivienda se incautaron 16 papelinas de heroína dispuestas para la venta, además de otros envoltorios de mayor tamaño, que contenían en total algo más de medio centenar de dosis. Para la localización de la droga, que se encontraba oculta en distintas estancias de la casa, fue necesaria la intervención de unos de los perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil que tiene su base en Vigo.

En el registro se intervinieron también numerosos envoltorios de plástico, utilizados habitualmente para el envasado de las dosis y dos básculas de precisión para su pesaje, además de 40 pastillas de metadona, un ordenador portátil, dos televisores, diez teléfonos móviles, un reproductor DVD portátil, una tablet y 145 euros en efectivo.

La investigación continúa abierta para averiguar el origen de los efectos intervenidos, algunos de ellos utilizados como moneda de cambio para el pago de la droga y posiblemente procedentes de robo. Los detenidos, a los cuales le constaban antecedentes policiales por hechos similares, pasaran a disposición judicial durante la mañana de hoy.