La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a los integrantes de un presunto grupo criminal organizado que se dedicaba asiduamente al marisqueo furtivo del percebe en el litoral costero de los municipios del sur de la provincia de Pontevedra.

Seis personas fueron detenidas, entre ellas los principales responsables del grupo, y otras 4 fueron investigadas por un delito de pertenencia a organización criminal y otro relativo a la protección de la flora y la fauna.

Las investigaciones se iniciaron hace aproximadamente 6 meses, en el marco de la operación  “Rasqueta II” desarrollada por el Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán, en colaboración con los servicios de Guarda Pesca de las Cofradías de Pescadores de Baiona y A Guarda, ante la proliferación del marisqueo furtivo del percebe que se venía detectando en el litoral costero de los municipios de Nigrán, Baiona, Oia y A Guarda.

El incremento de esta actividad ilícita no solo conllevaba un grave perjuicio económico

para las dos cofradías de pescadores de la zona, que son las encargadas de gestionar la captura del percebe, sino que además suponía un importante riesgo potencial para la salud pública debido a que comercializaban los percebes sin pasar los prevenidos filtros sanitarios.

Una compleja actividad operativa desarrollada con la eficaz colaboración de los servicios de Guarda Pesca de estas dos Cofradías y el exhaustivo análisis de las múltiples actas de incautación que se realizaron durante los últimos años, permitieron, no solo identificar a todos los integrantes del grupo, sino también determinar los roles que desempeñaban habitualmente y los medios materiales y vehículos que utilizaban.

De este modo, se pudo concretar quiénes eran los presuntos responsables del grupo, que a la vez asumían las labores de extracción, quienes ejercían las funciones de vigilancia para controlar los movimientos de los servicios de Guarda Pesca y quienes realizaban el transporte de la mercancía.

A través de las actas de incautación se calcula que durante este periodo de tiempo se les intervino algo más de media tonelada de percebes. Entre todos deben a la Xunta de Galicia algo más de 520.000 euros por impago de las sanciones impuestas.

El grupo está formado por diez personas, vecinos de Baiona, Nigrán, Oia, Tui y Vigo. Todos ellos tienen amplios antecedentes y vivían a expensas del marisqueo furtivo.

Las investigaciones se dieron por concluidas esta semana, al detener a los dos principales responsables del grupo tras interceptar en el casco urbano de Baio

na un vehículo y un ciclomotor, después de haber sido detectados faenando en la costa de Oia. En el interior del turismo se les incautaron los útiles y las herramientas que utilizaban para la extracción ilegal de percebe: un capacho, un traje de neopreno mojado, una funda estanca para teléfono móvil y gafas de buceo.

La operación concluyó con la localización del resto de los integrantes del grupo. En total fueron seis detenidos, que quedaron en libertad en sede policial y 4 investigados por los delitos de pertenencia a grupo criminal y contra la protección de la flora y la fauna. Todos ellos deberán comparecer ante la autoridad judicial cuando se requiera. Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo.

FUENTE: Guardia Civil