GUARDIA CIVIL DE TRÁFICO

La Guardia Civil detuvo a un vecino de Vigo, de 38 años, cuando conducía borracho y en sentido contrario por la Autovía A-55, a la altura de O Porriño.

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana, a la altura del punto kilométrico 22, de la autovía A-55, cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño observa como un vehículo, todo terreno, se incorpora a la calzada habilitada para el sentido de Tui, pero en sentido opuesto (Vigo), motivo por el cual activan las señales luminosas y sonoras del vehículo oficial para ordenar su parada.

El conductor haciendo caso omiso a dichas señales continuó la trayectoria, durante casi cuatro kilómetros, en la que varios vehículos tuvieron que hacer maniobras bruscas para evitar una colisión, hasta que fue interceptado.

La patrulla retiró el vehículo a una zona segura y le efectuó al conductor la prueba de alcoholemia, dando un resultado positivo de 0,99 y 1,08 mg/l.

El conductor, D.S.G., de 38 años, vecino de Vigo, fue detenido como presunto autor de sendos delitos contra la seguridad vial, uno de ellos por conducción temeraria y el otro por conducir superando la tasa de alcohol establecida.

Una vez instruidas las diligencias, que corrieron a cargo del GIAT (Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico) del Subsector de Tráfico de Pontevedra, el detenido quedó en libertad y deberá comparecer cuando sea citado en el Juzgado de Instrucción núm. 2 de O Porriño.